sábado, 21 de enero de 2012

"Eurotri, entrevista Toni Payeras enduroman

El mundo del triatlón está lleno de historias, deportistas y anécdotas protagonizadas por un amplio abanico de deportistas de todos los niveles. Una afirmación que coge aún más fuerza en el caso de las pruebas de Larga Distancia o Ultra, como es el caso del Enduroman Lanzarote. La prueba canaria es un claro reflejo del espíritu de superación que tanto caracteriza al este deporte, que tantos deportistas anónimos para el gran público se empeñan en exprimir al máximo. Éste es el caso de Tonni Payeras (IronToni en superfil de Facebook), un triatleta balear, habitual de la larga distancia y las pruebas extremas, que repite Doble Enduroman tras su estreno en la prueba canaria el pasado año. Un “ENGANCHADO” al triatlón en mayúsculas.

Toni, ya participaste en el I Enduroman Lanzarote con excelentes resultados en la prueba del Doble. ¿Por qué decidiste competir en Lanzarote en una prueba que era totalmente nueva?
La verdad es que tenía previsto correr el Ultraman del Reino Unido, pero al saber que el Enduroman de Lanzarote es una prueba “non stop” me decidí por ir a Lanzarote y creo que acerté porque me encantó participar en ese primer festival de triatlón.

Ahora volverás a participar el mes que viene. ¿Por qué? ¿Qué te atrae de Enduroman Lanzarote?
Voy a repetir la prueba para poder superarme y porque un amigo de Mallorca me ha pedido que le acompañe. Además, es genial que en pleno mes de febrero se pueda competir con una temperatura primaveral y en un entorno natural tan especial como es el de esta volcánica isla canaria.
¿Qué aspectos pueden mejorar los organizadores de Enduroman para que sea una prueba modélica a nivel mundial?
He podido leer que han cambiado la zona de natación y que las vueltas en bici serán algo más cortas lo que hará que pasemos más veces por boxes y durante la noche no será tan pesado. No hay que olvidar que estar más de 30 horas seguidas corriendo o en la bici no es fácil y todo lo que ayude a que los atletas estemos menos solos es bueno para nosotros, para la prueba y para los espectadores.
Nadie duda de la belleza de los paisajes lanzaroteños y de su benigno clima durante todo el año, pero a ti, como deportista, ¿qué es lo que más te gusta de Lanzarote, y de esta prueba en concreto?
Me gusta mucho el clima de la zona y de la carrera el ambiente familiar de la prueba. Además, si uno va acompañado es un aliciente para quienes viajan con nosotros que puedan tener también la posibilidad de divertirse y conocer nuevos lugares, su gastronomía, etc. Lanzarote, para eso, es perfecta porque en febrero es posible bañarse y tomar el sol en playas alucinantes, como son, por ejemplo, las de Papagayo que están al lado de Playa Blanca, el lugar donde tienen lugar las pruebas.

El comentario general sobre el Doble Enduroman es que es una prueba de locos y para locos. Cubrir tantos kilómetros nadando, pedaleando y corriendo parece imposible para cualquier ser humano normal. ¿Cómo se consigue llegar a meta sin morir en el intento?
Con confianza en uno mismo. Ya sabéis que en este tipo de pruebas quien manda es nuestro cerebro, no los músculos porque, por muy entrenados físicamente que estén, si el cerebro y nuestro amor propio no están a la altura del reto, poco o nada se consigue. Y con esto no quiero decir que no haya que prepararse físicamente durante todo el año. Lo que creo es que esa preparación tiene que ir acompañada de un estado anímico sereno, de educar a nuestro cerebro a que acepte el esfuerzo que le pedimos a nuestro cuerpo y que nos ayude a confiar en uno mismo. En todo ese proceso, la edad, la madurez, también ayuda de forma decisiva. No sé, cuando se es joven se es más impulsivo y es con el paso de los años cuando uno comprende que la vida consiste en llegar lo más lejos posible, con mucho esfuerzo, es verdad, pero hay que llegar a la meta que nos hemos fijado. En eso consiste ser un triatleta, un deportista, una persona...

¿Qué se te ocurre decirle a los triatletas que aún no han tomado la decisión de inscribirse en el Festival de Triatlón de Lanzarote para animarles a que lo hagan?
Que no se lo piensen, que valoren las ventajas de competir en un escenario magnífico y distinto a todos los demás, que tengan en cuenta a sus acompañantes a los que, a menudo, les condenamos a aburrirse mientras nosotros disfrutamos con nuestra pasión y que, por si fuera poco, tienen la posibilidad de elegir en qué prueba competir, si en el Olímpico Enduroman, en el Medio Enduroman, en el Enduroman o en el Doble Enduroman que es en la que yo me he inscrito. Cada uno que elija lo que más le gusta o lo que cree que puede hacer… Cuando mis amigos o conocidos me preguntan por mi experiencia en Lanzarote y me piden consejo a todos les digo lo mismo: Todos los triatletas tenemos que haber participado, como mínimo, una vez en la vida en cualquiera de las cuatro pruebas porque la experiencia nunca se olvida y vale la pena, así que yo, Toni Payeras, les invito a todos a vernos en febrero en Lanzarote.

Por último, ¿qué metas te has fijado alcanzar en Lanzarote?
Pues, que quieres que te diga, ser “finisher” otra vez.