viernes, 6 de enero de 2012

"Laura, premio de reyes"

Sacado de la versión digital del Diario de Mallorca:

ROSA FERRIOL. PALMA
ILSBA es una empresa formada por intérpretes de la lengua de signos. Tiene pocos meses de vida pero sus servicios han sido reconocidos con distintos premios desde que en septiembre de 2011 las dos emprendedoras, Sonia Sard y Eliann Scarafile, pusieron en marcha esta iniciativa. Y a lo largo de estos cuatro meses, han recibido cuatro galardones: ganaron el premio Joven Emprendedro de Mallorca y el de Balears, la Asociación de Jóvenes Empresarios de Balears les otorgó en noviembre un reconocimiento especial por la responsabilidad social corporativa y Bancaja también ha galardonado su proyecto.

"Alucinamos porque en cuatro meses hemos recibido cuatro premios", comentó ayer Sonia, aún emocionada tras haber recibido el miércoles el premio que Bancaja otorga a los emprendedores. Estas dos socias no coleccionan "estatuillas", sino que para Sonia y Elianne estos reconocimientos son como "un trampolín de oportunidades, un empujón hacia el mercado y una inyección de optimismo".

No se resignaron ante la palabra crisis. Estas dos socias han creído y creen en su proyecto. Ven la mala coyuntura económica como un reto y, aunque "ha sido difícil", han optado por fomentar la creatividad. Así, ILSBA ofrece servicios integrales en lengua de signos con el fin de "vender accesibilidad para crear un mundo más igualitario".

Para las dos emprendedoras, la palabra accesibilidad es sinónimo de "acceder a nuevos mercados". En Balears hay unas dos mil personas sordas. Todas ellas son son trabajadores, consumidores, padres de familia, turistas... Por ello, el proyecto de ILSBA aúna recursos tecnológicos y humanos para que las empresas puedan ampliar el abanico de clientes con el simple hecho de tener en cuenta estas personas con discapacidad auditiva. Sonia puso un ejemplo. Un supermercado puede tener contratado el servicio de interpretación en su punto de información. En el caso de que acuda un cliente sordo, el supermercado puede llamar a una de estas intérpretes que a través de una videollamada podrá atender al consumidor.

Sonia explicó que ya se han adentrado en una autoescuela de Palma, que tiene una intérprete en las clases teóricas. Los próximos retos pasan por la consulta de un dentista y de un psicólogo.Otro de los servicios preferidos de estas dos jóvenes son la adaptación de las páginas web y vídeos en general. Así, explicaron, graban la interpretación en lengua de signos del contenido de las páginas web ya que las personas sordas tienen problemas de lectoescritura debido a las diferencias gramaticales, sintácticas y semánticas entre la lengua oral y la de signos. "Si les proporcionas una explicación de tus productos o servicios en su idioma, será mucho más probable que lo contrate", remarcaron Sonia y Elianne.

También realizan "signo-guías" para museos y exposiciones, además de ofrecer los servicios de un intérprete en actividades como conferencias, mítines... Otro de sus servicios es realizar planes de accesibilidad y asesoramiento a empresas para adaptarse a la comunidad sorda y sordociega. Asimismo imparten cursos de formación en lengua de signos y organizan charlas para personas sordas. Todo con el fin de que la accesibilidad sea universal.